domingo, 17 de febrero de 2008

Y uno sale del cine...

Vamos, que uno sale del cine una noche de sábado y se vuelve a encontrar con esto: Tal vez haya mucho ser unineuronal suelto por las calles de la ciudad. Gente que disfruta cargándose el mobiliario urbano, llenando las calles de porquería, haciendo pintadas... La verdad es que me es complicado el ponerme en el lugar de estos personajes, saber qué pasa por las cabezas de estos niños de papá y si realmente disfrutan destrozando su propia ciudad.
Si a todo esto le sumas una total y absoluta dejadez por parte de un gobierno local, apoltronado y con el apoyo incondicional y ciego de gran parte de la ciudadanía, el cóctel que se forma es explosivo.
Es muy triste, pero tal vez alguien debería plantearse que ese tipo de banco quizá no es el más apropiado. Lo serían si todos los ciudadanos fuésemos seres civilizados en lugar de animalitos.


Lo del cóctel explosivo lo digo por cosas como estas. Basura amontonada rebosando de unos contenedores nuevos que nos han vendido como la octava maravilla del mundo, la parada del bus urbano inutilizada con contendores mugrientos y porquería frente a la marquesina, pintadas sin limpiar en las entradas y salidas del aparcamiento, un cesped que lleva sin podarse desde el día en el que se plantó y que se ha convertido en la selva amazónica... Una maravilla.
Cóctel explosivo porque a todo esto se suma el "civismo" de otros salmantinos que si bien no llegan a destrozar el mobiliario urbano, utilizan las jardineras como papeleras en las que tirar su mierda, sacan los sacos de escombros y los dejan en las aceras, vacían el cenicero de su coche en plena calzada, plantan el colchón viejo en la calle...


Y cierro con lo primero que me encontré al salir de los Van Dyck. Esta es la gran revolución en lo que a recogida de residuos sólidos urbanos se nos ha vendido en Salamanca. Hemos pasado de tener unos contenedores mugrientos, rotos, pintados, cutres, hediondos... a unos chachiguays con el triple de capacidad, que se abren con un pedal pero que son a todas luces escasos. Al menos antes la basura orgánica no reposaba sobre las aceras como en este caso de Torres Villarroel, y eso que antes los salmantinos pagábamos 17 euros menos al año por la recogida de basuras.
De todas maneras, de todos es sabido que en esta ciudad la empresa concesionaria de las basuras puede hacer lo que le venga en gana: siempre saldrá ganadora cada vez que salga a concurso la gestión municipal de residuos. Ya se encargarán de vendernos alguna "revolución" que cambiará Salamanca.
Pd: Recuerdos a la señora de Torres Villarroel que hoy tras amontonar su mierda en la acera junto a la de sus vecinos, duerme tranquila porque sabe que el alcalde de su ciudad va a defender a capa y espada los papeles del archivo.

12 comentarios:

  1. Charro en Salmnk; ami me gustan bastante los nuevos contenedores, los otros ya estaban un poco desfasados, aunque considero que son insuficientes. Los que han colocadao en san jose viejo al fondo de las torres por donde las vias de tren, antes tocaban a 1 contenedor por bloque ahora tocan a 1 contenedor por casi cada 3 bloques.

    ResponderEliminar
  2. Otro apunte, he estado hechandon un vistazo a los planos del nuevo poligono industrial el Montalvo IV es bastante interesante casi 800.000 metros cuadrados aunque ahi que descontar algo entre comercial y residencial, pienso que este poligono se coneztara con el Montalvo V (que hay que recordar que aqui esta `por ejemplo le sede de agua don pepe) y a su vez coneztara con las rondas. Tmb estan construyendo un parque empresarial bastante interesante su nombre es "Parque Empresarial Futura" esata junto ha gros mercat. Y tmb me ha llamado la aatenccion el nuevo diseño exterior de la mutua Fremat en el mercado de san juan esta curradilla, saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo quiero pensar que esta acumulación de basura y esos bancos sin respaldo, tiene que ver algo con el arte contemporáneo, y nuestros gobernantes son grandes artistas. De este arte sabemos mucho en Santa Marta. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. El otro día cogí el coche camino de Madrid (vivo en en Barrio Vidal), y me tuve que ir con la baa hasta Calvarrasa!!! donde por fin encontré un contenedor a mano. Antes de esta revolución en la recogida de basuras, tenía dos contenedores a menos de 20 metros de mi portal. Y aún tengo que decir a muchos salmantinos que "suben los impuestos pq hay que hacer muchas cosas, por ejemplo ahora cambian los contenedores". Es que de verdad que no lo entiendo, no sé que pasa en esta ciudad que vive en un permanente síndrome de Estocolmo con el alcalde que se coge bajas para currar en empresas privadas. El caso es que parece darle igual a todo el mundo, sales a pasear y solo ves señoras con abrigo de piel de zorra, o señores franquistas con su rictus intolerante, o gente conformista que, obviamente, por mal que esté la ciudad siempre va a estar mejor que la pequeña aldea salmantina de la que emigró. No entiendo tanto inconformismo y tanta falta de critica.

    ResponderEliminar
  5. con la basura, perdón, hasta Calvarrasa

    ResponderEliminar
  6. No se puede criticar a la gente sin más motivos que los aparentes. Hay que entender la situación de Salamanca:
    -La mayoría de los medios de comunicación locales están muy manipulados y orientados hacia el poder. ¿Dónde puede informarse un salmantino que disponga de escasos recursos?
    -El elevado nivel de pobreza que hay en la ciudad y provincia.
    -El envejecimiento de la población y el éxodo de la gente joven a municipios del extrarradio y otras ciudades.
    Si vienes de fuera y no te gusta la ciudad puedes ayudar al cambio, hay un montón de maneras de contribuir al cambio, pero criticando sólo ayuda a agravar la situación.

    ResponderEliminar
  7. no me considero vandálica... ni una niña de papá y mamá...

    la calle no es de las grandes corporaciones o empresas, para que cuelguen sus anuncios...


    somos gente que tenemos mucho que decir, y desgraciadamente no hay espacio para nosotros, tenemos que tirarnos a la calle...

    no apoyo con esto el caos de las firmas en los edificios, ni el romper contenedores, ni bla, bla, bla... pero faltan espacios para nosotros, seamos realistas... ¿tenemos que conformamos con 4 cubos una vez al año en Anaya o plaza de los bandos? noooooooo... no hay para todos... que hacemos?





    como decía Majakowski: LAS PLAZAS SON NUESTRAS PALETAS Y LAS CALLES NUESTROS PINCELES...

    ResponderEliminar
  8. Gema, cargarse los respaldos de un banco no es arte. Dejar que tu perro se cague en la acera no es arte. Llenar de garabatos la arcada de la Plaza de San Román no es arte. Tirar el colchón viejo junto el portal de tu casa no es arte.
    Creemé que los que lo hacen no están buscando generar algún tipo de reacción en el espectador, transformar la realidad o agitar los sentimientos de nadie.

    Aunque consideremos que la frontera que separa el arte urbano del vandalismo es muy fina, existe y se manifiesta con bastante nitidez. (Bueno, a veces no tanto. Te lo dice alguien que se pasó semanas viendo por su barrio de Berlín, mierdas de perro reales a las que se pinchaba una banderita con las caras de Bush, Merkel y demás. Era una cagada, un truño, pero tenía alguien detrás buscando o protestando de manera original)

    Tengo un par de fotos de tus trabajos; precisamente porque uno de ellos se encuentra (o encontraba) haciendo esquina entre la Av. de Portugal y Maria Auxiliadora y me llamaron la atención. Me he alegrado mucho al poder ver el resto en el blog.
    Cuando los observas, aunque no los acabes de comprender, tienes claro el que ha habido un trabajo, una reflexión y una intención detrás, que dista mucho de guarrear con un garabato.
    (No te estoy haciendo la pelota. Los había visto antes de pasar por tu blog. Son cajas de telepizza. Por cierto: Los envases de una gran cadena son el soporte de tu obra)

    Cosas como esta dan personalidad a un espacio urbano caracterizado por contar con el mismo modelo de papelera, contenedor, banco, farola... aquí, en Oviedo, en Segovia, en Madrid, en Zaragoza...

    Eso sí: esto no le da derecho a uno a cargarse los vidrios de la farola, romper el banco o cubrirlo con basura.

    Volvemos a lo de siempre: Hay un límite, que más que en la propia acción en sí, considero que está en no impedir la correcta convivencia. A mí me gustaría que alguien, por ejemplo, una noche, pintase de morado todos los vidrios de las farolas de la calle Toro y al día siguiente cambiase de color, pero asumo que hay que guardar respeto por los demás y que el acto debe de estar coordinado de algún modo: Yo pinto-la gente lo sabe-yo LIMPIO después.

    ResponderEliminar
  9. gracias...

    estoy de acuerdo contigo que eso no es arte... y creo que lo quedaba claro en mi comentario tb...


    lo de las farolas yo tampoco lo haría... tal vez con papel pinocho (este transparente plasticoso) y unos cachitos de cello te vale...

    ah! lo de las cajas de pizza surgió por acumulación de cajas para llevar a reciclar... de hecho de las 20 creo que hay 6 o 7 que sean reales, las demás fueron fabricadas con cajas de cartón normales y corrientes, la misma forma para que encajase dentro del formato del proyecto...


    por lo del nombre, tranquilo/a, me lo han escrito ya de tantas maneras...

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. En el resto de las ciudades que también tienen este tipo de contenedores, poseen también los antiguos para los barrios en los que sus calles son estrechas y así no impiden el paso por las aceras y no ponen en peligro a la circulación de vehículos. Se tenía que aplicar esto en Salamanca también.
    El otro día iba detrás de un camión de basura que cuando pasaba por los contenedores de reciclaje tiraba todo lo que estaba fuera de ellos al mismo. ¡Es una vergüenza!

    Por cierto, ¿Para cuando estos contenedores en el barrio de San Bernardo? No se si queda algún barrio más donde todavía no se han reemplazado, pero en esto destaca también el abandono por parte del ayuntamiento a este barrio, sin mencionar el estado del asfalto en sus calles.

    ResponderEliminar
  12. Buenas veo esto muy parado,ayer se aprobado el plan parcial del zurguen II con 3.000 viviendas esta zona en 1 año se va a convertir en un inmenso bosque de gruas torre ,coibcidira con el plan parcial del sector 77 La platina, ya han colocado el cartel anunciando el nuevo mercadona de cipreses pero sera justo al lado del antiguo centro de padel una nave que estaba en deshuso y no en el edificio que derrivaron junto ha la gaceta, tambien esta a punto de abrir wommen secret cerca de `la plaza. por cierto administrador deven aver leido tus quejas en el foro x que estan arreglando varias funtes,saludotes.

    ResponderEliminar