sábado, 10 de noviembre de 2007

Un pobre castaño

La imagen no es muy buena (las prisas) pero creo que refleja bastante bien el cuidado que reciben muchos de los árboles de nuestra ciudad.
Dejando a un lado el tema de los contenedores de reciclaje, llenos de pintadas y siempre a rebosar, está visto que los árboles lo tienen difícil para crecer en nuestra ciudad. Los pocos que se han plantado en calles como esta (Calle Arco), deberíamos tratarlos algo mejor. ¿No creéis? No cuesta nada el regarlos de vez en cuando, plantarlos en su época y no en la de elecciones, no golpearlos cada vez que se cambia un contenedor, no troncharlos al aparcar nuestro coche...
Son cosas básicas, ¿verdad? ¿Por qué no las tenemos en cuenta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada